La Dopamina y su Relación con la Motivación

Según los científicos,  los neurotransmisores actúan como mensajeros químicos dentro del sistema nervioso central del cerebro que regulan de alguna forma la conducta y el comportamiento de las personas.

De acuerdo con Reeve (2010) en su libro titulado Motivación y Emoción, argumenta que existen 4 vías de neurotransmisores importantes en sentido motivacional:

  1. Dopaminérgica: que genera sentimientos agradables asociados con recompensas.
  2. Serotonérgica: que influye en el estado de ánimo y la emoción.
  3. Noradrenérgica: que regula la activación y alerta.
  4. Endorfínica: que inhibe el dolor, la ansiedad y el temor al generar sentimientos agradables para contrarrestar los sentimientos negativos

Dopamina

Según Reeve (2010), la liberación de dopamina genera buenos sentimientos. Mientras las personas realizan sus actividades diarias (desayunar, practicar deporte, trabajar, entre otras), en el cerebro siempre hay cierta cantidad de dopamina. Asimismo, los estímulos incentivos que pronostican la entrega inminente de recompensas, precipitan la liberación de dopamina en el cerebro (Mirenowicz y Schultz, 1994 citado por Reeves, 2010).

Por ejemplo, cuando usted pasa por una pastelería y observa deliciosos pastelillos y sabe que puede comprarlos, lo que hace la liberación de la dopamina no es comer el pastelillo, sino la anticipación de que algo delicioso y suculento está a punto de comer.

Además, cabe mencionar que la liberación de Dopamina ocurre con la anticipación de una recompensa, este neurotransmisor interviene en la fase preparatoria de la conducta motivada, incluyendo por ejemplo, una erección que precede a la actividad sexual o el aumento de la atención hacia la cocina cuando se huele el aroma de las galletas favoritas. Según Reeve (2010), es frecuente que experimentos mayor placer al pensar en tener relaciones sexuales o en la galleta del que realmente tenemos durante el sexo o al comer las galletas.

Liberación de Dopamina y Recompensas

Según algunos investigadores, la liberación de dopamina es mayor cuando un suceso gratificante ocurre de manera totalmente inesperada, por ejemplo; “sacar una alta de calificación cuando pensabas los contario o recibir un regalo sorpresa”.

Por otra parte, también activa las respuestas voluntarias de aproximación dirigidas a metas.  La vía dopaminérgica incluye una interconexión con el sistema muscular/motor del cuerpo a través del núcleo accumbens, que es la estructura cerebral que participa en la producción de la locomoción implicada en la conducta dirigidas a metas (Kelley y Stinus, 1984, citado por Reeve, 2010). En consecuencia, la estimulación de la vía dopaminérgica aumenta la probabilidad de la conducta de aproximación (Mogenson, Jones y Yim, 1980, citado por Reeve, 2010).  Como en el ejemplo anterior, si tengo dinero y veo los pastelillos es muy alta la probabilidad que mi cuerpo tome en dirección a la pastelería para adquirir uno.

Con respecto al Deseo, este es un estado motivacional que ocurren antes de recibir una recompensa, en tanto que el Agrado es un estado motivacional que ocurre después de recibir la recompensa (Berridge y Robinson, 1995, citado por Reeves, 2010). El deseo y el agrado normalmente van juntos, sin embargo, las dos experiencias motivacionales en realidad  tienen diferentes mecanismos cerebrales (Berridge y Robinson, 1998; Dickinson y Balleine, 2002, citado por Reeve, 2010).

Conclusión

Así, en general, a medida que los sucesos van y viene durante el día, el cerebro detecta que algunos de ellos son importantes en sentido biológico y libera dopamina para generar buenos sentimientos y conductas de aproximación dirigidas a metas. Lo que es más, la experiencia agradable de la dopamina permite que el individuo aprenda cuales sucesos ambientales se asocian al placer y la aproximación y cuales otros se asocian al estrés y retrocesos.

En consecuencia la liberación de dopamina es un mecanismo neural a través del cual la motivación se convierte en acción (Mogenson et al., 1980 citado por Reeve, 2010).

  • Liberaras dopamina en cuanto identifiques una alta probabilidad de recompensa
  • Saber que vas a punto de tener de obtener una recompensa te puede generar mayor sensación de placer o estados de ánimos positivos que el mismo disfrute de la recompensa.
  • La vía dopaminérgica esta interconectada con el núcleo accumbens, que este es el encargado es la estructura cerebral que participa en la producción de la locomoción implicada en la conducta dirigidas a metas.

 

Referencias

Reeve, J. (2010): Motivación y emoción. México, D.F.: Edit. McGraw Hill.

La Psiconeuroinmunología

Hace aproximadamente tres años cuando me encontraba en el curso de formación de Psicología Positiva por parte del TecMilenio escuche por primera vez el termino psiconeuroinmunología, mi primera reacción fue de desconcierto ya que se me hacía un concepto bastante extraño, me pregunte ¿Qué relación puede tener la mente con el sistema inmunológico?, sin embargo, lo que descubrí durante el curso me sorprendió bastante.

¿Qué es la psiconeuroinmunología?

En los años 80, el científicos americano Robert Ader (psicólogo) realizaba una investigación con roedores, a estos les daban agua azucarada (lo que les gustaba) y posteriormente les inyectaban una droga (lo que les generaba un malestar), el objetivo de este experimento era que las ratas asociaran el agua azucarada con el malestar para que rechazaran el agua, sin embargo, con el paso del tiempo las ratas empezaron a morir y el investigador no sabían la causa.

Posteriormente, Robert Ader pensó que la droga suministrada a las ratas producía un efecto colateral; la destrucción de su sistema inmunológico. Para corroborar esta hipótesis pidió ayuda de Nicholas Cohen (inmunólogo). Nicholas al escuchar la hipótesis de Robert, no se le hizo descabellada la idea de que el sistema inmunológico podría ser modificado por los pensamientos de las ratas, ya que se había podido comprobar la modificación del sistema inmunológico en recipientes de cultivos, es decir; fuera de un cuerpo.

Ahora, ambos investigadores volvieron a replicar el experimento pero con la diferencia de analizar el sistema inmunológico de las ratas vivas. El resultado fue que el sistema inmunológico podría ser modificado por la mente de las ratas.

Actualmente la psiconeuroinmunología estudia los nexos entre la conducta, estrés, enfermedad y sistema inmunológico (Kiecolt-Glaser et al., 2002 citado por Coon, 2005).

Según Ortega (2011), la psiconeuroinmunología sostiene la hipótesis de que el sistema inmunológico puede ser controlado por la mente y poder alterar así el proceso o disposición a la enfermedad. También se basa en que la aparición y el curso de una enfermedad depende de la agresividad del agente patógeno y que el grado de vulnerabilidad del organismo varía de un organismo a otro tanto a nivel físico como psíquico.

Las investigaciones indican que el sistema inmunológico de los estudiantes se debilita en época de exámenes. Lo mismo sucede en los siguientes casos: divorcio, duelo, problemas conyugales, pérdida de empleo, depresión y otros eventos estresantes (Gilbert et al., 1996; Herbert y Cohen, 1993; Stein et al., 1990, citado por Coon, 2005).

El bajo nivel de inmunidad explica el porqué del “mal de ojo” de las personas y la razón por la que se enferman con mayor frecuencia, sobre todo, cuando enfrentan largos periodos de estrés o tensión (Biondi & Zannino, 1997, citado por Coon, 2005).

 

 

 

Prácticas que fortalecen el sistema inmunológico

Según Coon (2005), el sistema inmunológico mejora considerablemente con varios métodos psicológicos como grupos de apoyo, ejercicios de relajación, imágenes guiadas y entrenamientos para manejar el estrés (Kiecolt-Glaser, 1992); de ese modo ayudan a favorecer y recobrar la salud.

A continuación Coon (2005), explica algunos sencillos ejercicios que están relacionados con el aumento del sistema inmunológico y que no requiere invertir mucho dinero, solo tiempo y un poco de esfuerzo:

  • Ejercicio: La activación proveniente del estrés puede disiparse usando el cuerpo. Cualquier ejercicio que incluya todo el cuerpo será el adecuado. Nadar, bailar, saltar la cuerda, el yoga, casi todos los deportes y especialmente caminar son un buen desahogo (Anshel, 1995b). El ejercicio regular altera las hormonas, la circulación, el tono muscular y otros aspectos del funcionamiento físico. En conjunto puede aminorar la ansiedad y los riesgos de enfermedad (Baum y Posluszny, 1999; Salomón, 2001, citado por Coon, 2005).
  • Meditación: Muchos expertos en estrés recomiendan la meditación para calmar el cuerpo y favorecer la relajación. Es fácil aprender a meditar, no necesitas tomar un costoso curso. Se puede meditar al escuchar música, al pasear por parques, al disfrutar el pasatiempo y realizar actividades afines. Algunas técnicas de meditación son: atención plena en alguna parte del cuerpo, mantra, guiadas, compasiva, entre otras.
  • Relajación Progresiva: Cosiste en tensar los músculos de una región del cuerpo y luego relajarlos voluntariamente. Al tensar y relajar cada región del cuerpo se descubre qué es la tensión muscular. Después, al relajar cada región, el cambio es más perceptible y controlable. De ese modo, con la práctica se atenúa considerablemente.
  • Imágenes Guiadas: En esta técnica se visualizan imágenes guiadas tranquilizadoras, relajantes y benéficas. La relajación, por ejemplo; se puede facilitarse visualizando escenas pacíficas. Escoja varios lugares donde se sienta seguro, sereno y calmado: una playa, un lago, bosque, un colchón de aire, etc. En la escena de visualización debe de estar solo y en una postura relajada. Es importante visualizar del modo más realista posible. Procure tocar, gustar, oler, oír y ver lo que experimentaría la escena. Ejercite formando esas imágenes varias veces al día durante unos 5 minutos a la vez. Cuando se familiarice con las escenas detalladas, podrá usarlas para atenuar la ansiedad y facilitar la relajación (Rosenthal, 1993, citado por Coon, 2005).
  • Tranquilizarse: Procure hacer todo más despacio sobre todo si su ritmo se ha acelerado con los años. Dígase: “lo más importante no es llegar primero, sino llegar” o “mi meta es la distancia, no la velocidad”.
  • Organizarse: La desorganización provoca estrés. Una de las maneras más eficaces de combatir el estrés es fijarse prioridades. Pregúntese que le importa más y concéntrese en eso. Aprenda a no darle importancia a los enfados insignificantes, pero molestos. Y sobre todo, cuando se sienta estresado, recuerde que todo tiene solución y no exagere las cosas.
  • Reconocer y acepte límites: Muchos nos fijamos metas irrealistas y perfeccionistas. Como nadie es perfecto, es una actitud que hace a muchos sentirse inadecuados, por bien que hagan las cosas. Establezca metas graduales y obtenibles para usted. También fije límites realistas a lo que se propone hacer en un día determinado. Aprenda a decir no a más exigencias y responsabilidades.
  • Apoyo social: Son las relaciones estrechas y positivas con la gente, favorece la salud y la moral (Greenglass, Burke y Konarski, 1998). Las personas con relaciones estrechas y de apoyo tiene mejor salud y respuesta inmunitaria (Kiecolt-Glaser et al., 2002). Esto se debe a que la familia y amigos suavizan el impacto de los sucesos estresantes (Taylor, 1990). Es muy útil hablar de los problemas y manifestar tensiones. Si se siente muy mal, acuda a un terapeuta, un consejero o clérigo.
  • Escribir lo que sentimos: Si no tiene con quien hablar de los hechos estresantes podría comunicar sus ideas y sentimientos por escrito. Varios experimentos han expresado lo siguiente: los estudiantes que escriben sobre sus experiencias, pensamientos y sentimientos negativos sortean mejor el estrés. Además, sufren menos enfermedades y consiguen calificaciones más altas (Esterling et al., 1999; Pennebaker y Francis, 1996, citado por Coon, 2005). Al escribir sobre nuestros sentimientos se aclara la mente y, entonces, es más fácil concentrarse en los desafíos de la vida y diseñar estrategias eficaces para superarlos (Klein y Boals, 2001a, 2001b, citado por Coon, 2005).
  • Sonría: Vale la pena cultivar el humor para atenuar el estrés. El buen sentido del humor puede reducir la reacción ante situaciones difíciles (Lefcourt y Thomas, 1998). Además, saber reírse de los azres de la vida se acompaña de mayor inmunidad a las enfermedades (McCleland y Cheriff, 1997). No tenga miedo de reírse de usted y de muchas formas en que nos ponemos en aprietos. El humorismo es uno de los mejores antídotos contra la ansiedad y los problemas emocionales (Cann, Holt y Calhoun, 1999; Henman, 2001, citado por Coon, 2005). Además, en la última década, la Risoterapia ha tenido un gran auge en ayudar a personas con problemas de depresión y adicciones, podría considerarse una opción más donde se podría experimentar los diversos beneficios de la risa.

Por último, Moure (2011) menciona que La Organización Mundial de la Salud (OMS) afirma que más del 90% de las enfermedades tienen un origen psicosomático; de hecho, las características de personalidad, el manejo que tenemos de las emociones y la manera de lidiar con el estrés, conflictos, fracasos y frustraciones pueden potenciar o desarrollar diversas enfermedades.

Asimismo, El Dr. Labott estudió el impacto químico de la risa y el llanto, observando que el estímulo humorístico mejora la inmunidad. Por su parte, el neurólogo Lee Berk, encontró que la risa, hace disminuir la concentración de cortisol (una de las hormonas causantes del estrés en el organismo), lo que a su vez potencia una mayor actividad entre los linfocitos, los responsables de lograr una buena respuesta inmunológica. Y el investigador Arthur Stone observó el aumento de la inmunoglobulina A en las mucosas y saliva con el humor y la risa, la producción de dopamina, serotonina, adrenalina y la gamma interferón.

Varias investigaciones indican que las emociones positivas pueden resultar beneficiosas hasta cierto grado. Así como las emociones negativas hacen más vulnerables a las personas a contraer enfermedades sin que esto signifique que sean las únicas causantes, las emociones positivas ayudan a sobrellevar la enfermedad y favorecen el proceso de recuperación, pero no logran mejorar a la persona por sí solas (Moure, 2011).

 

 

Conclusión:

Con más de 40 años de ser fundada la psiconeuroinmunología y considerarse una ciencia joven, los investigadores Robert Ader y Nicholas Cohen, revolucionaron con sus hallazgos de la influencia del pensamiento sobre el sistema inmunológico a través de la experimentación con ratones.

Posteriormente una serie de investigaciones se han venido desarrollando proporcionando cuerpo de conocimiento y generando otros hallazgos sorprendentes como el impacto que tienen las emociones positivas y negativas en la salud, sobre todo en enfermedades coronarias, además, la alteración de la disposición de enfermedades y la identificación de sucesos vitales que pueden alterar el sistema inmune de las personas.

  • Los pensamientos tiene un impacto en la modificación del sistema inmunológico.
  • Las emociones positivas favorecen el proceso de recuperación y disminuyen las hormonas relacionadas con el estrés, por su parte, las emociones negativas deprime al sistema inmune, dejando vulnerable el cuerpo para que se enferme.
  • Estresores como el divorcio, duelos, problemas conyugales, pérdidas de empleo, depresión y otros eventos que generan estrés impactan de manera negativa en la salud del cuerpo y el sistema inmune.
  • Existen diversas prácticas que son económicas que ayudan a estimular el sistema inmunológico, por ejemplo; meditar, hacer ejercicio, pensar en imágenes guiadas, aceptar límites, sonreír y organizarse, son algunos de ellos.

 

 

Referencias:

Coon, D. (2005): Fundamentos de la Psicología. Buenos Aires, Argentina.: Edit. Thomson.

Moure Rodríguez P. (2011, 15 de agosto): De lo psicológico a lo fisiológico en la relación entre emociones y salud. Revista PsicologiaCientifica.com, 13(19). Disponible en: http://www.psicologiacientifica.com/bv/psicologia-497-1- de-lo-psicologico-a-lo-fisiologico-en-la-relacion-entre-emoc.html

Ortega, M. (2011): La psiconeuroinmunología y la promoción de la salud. XII Congreso Internacional de Teoría de la Educación. Disponible en: http://www.cite2011.com/Comunicaciones/Neurociencia/15.pdf

Lamora, J. (13 de Marzo de 2016): Las 7 leyes de la psiconeuroinmunología clínica: http://www.joaquimlamora.com/descubre-la-psiconeuroinmunologia-clinica/ [Recuperado 17 de Octubre de 2017].

Gómez, S. (18 de Noviembre de 2012): Psiconeuroinmunología - Parte 1 [Vídeo]. Disponible: https://www.youtube.com/watch?v=ISfpHSLtFuI [Recuperado 17 de Octubre de 2017].

 

El Efecto Flynn

¿Son más listos los estudiantes en los últimos años? Aparentemente en muchos países las calificaciones que consiguen los estudiantes son cada vez más elevadas. Años tras año los gobiernos alardean de estos resultados y consideran que se deben a factores como la mejor enseñanza y la inversión económica de los colegios.

Una prueba de ello, es la evaluación PISA que se realiza cada tres años con el objetivo de “evaluar hasta qué punto los alumnos cercanos al final de la educación obligatoria han adquirido algunos de los conocimientos y habilidades necesarios para la participación plena en la sociedad del saber” (OECD, 2017). Empero, más que identificar los conocimientos, y habilidades que las nuevas generaciones han adquirido, funciona como competencia y presunción entre los mismo países pertenecientes a la OECD.

Por otra parte, algunos investigadores argumenta que se debe a algo mucho más simple: los exámenes son cada vez más fáciles, aunque también podría suceder que lo estudiantes fueran cada vez mejores y más conscientes.

El profesor neozelandés James Flynn, fue quien observó este hecho por primera vez en 30 países que conservaban datos históricos sobre el CI de la población. Según Furnham (2014), dicho investigador observó dos cosas al evaluar los famosos y respetados manuales relativos al test del CI:

  1. Con mucha frecuencia había que cambiar las normas que describen las puntuaciones típicas relativas a las diferentes edades, sexos y grupos raciales.
  2. Cada pocos años aumentaban las puntuaciones en las personas del mismo grupo de edad. La investigación realizada en esta área demuestra que las personas creen que cada generación parece ganar de 4 a 6 puntos en el CI. De esta forma los padres son más inteligentes que los abuelos y los nietos más inteligentes que los padres.

En conclusión, las personas tenían un incremento de su coeficiente intelectual con el paso del tiempo. Sin embargo, se planteaban otras preguntas, por ejemplo: ¿eran las personas que con el paso del tiempo incrementaban sus niveles de inteligencia o las pruebas de inteligencia eran cada vez más fáciles?

Por su parte, Furnham (2014) explica que Flynn se preguntó ¿Por qué somos cada vez más inteligentes?, al principio sugirió que había dos razones para explicar el hecho:

  1. A lo largo del tiempo se evaluaba con una frecuencia cada vez mayor a personas cada vez más inteligentes.
  2. Las personas realizaban cada vez mejor los test debido a que estaban acostumbradas a hacer pruebas de este tipo en el colegio, lo que constituía la evidencia de un efecto práctico.

Otros investigadores están de acuerdo con el efecto Flynn y han puesto como ejemplo la estatura física como un factor similar que también se incrementa a lo largo de las generaciones. Dado que cada vez somos más altos ¿Por qué no ser cada vez más inteligentes?

 

Posibles Causas

Sin duda, el efecto Flynn ha causada un gran debate en la comunidad científica, de igual forma se han expuesto diversas causas que explican el incremento de la inteligencia en la nuevas generaciones. A continuación Furnham (2014), explica alguna de ellas:

  • Educación: En la mayor parte de los países cada generación dedica cada vez más tiempo a la educación escolar y hace uso de instalaciones mejores. La escolarización es obligatoria y las personas de todas las clases se han acostumbrado a aprender y a ser evaluadas. La inteligencia está relacionada con el aprendizaje, de manera que cuanto mejor y más generalizada es la educación, mayores son las puntuaciones de inteligencia.
  • Nutrición: En la actualidad las personas están mejor nutridas, especialmente durante la niñez, lo que reduce la incidencia del “atraso” en la población. Es cada vez menor el número de personas con mala nutrición durante su juventud.
  • Tendencias sociales: Todos estamos muchos más acostumbrados en la actualidad a los test que se deben realizar en un periodo de tiempo determinado y también a la lucha contra el reloj. Las personas están familiarizadas con los test y con las evaluaciones, de manera que sus puntuaciones globales son mejores.
  • Implicación de los padres: La idea que los progenitores proporcionan entornos domésticos cada vez más ricos a sus hijos y también expresan más interés por su educación, en comparación con épocas anteriores. La tendencia de formar familias pequeñas en las que los padres invierten más recursos en sus hijos también puede ser un factor importante.
  • Entorno social: A medida que pasa el tiempo, el mundo es cada vez más complejo e estimulante. La modernización y las nuevas tecnologías hacen que las personas puede ser capaces de manipular mejor los conceptos abstractos, que es lo que miden básicamente los test de inteligencia.

Según Flynn, el CI de hombres y mujeres seguirá creciendo, pues el mundo es cada vez más complejo y “vivir en él requiere un pensamiento más abstracto”.

Cronología

  • En 1987, incrementos masivos de CI en 14 países.
  • En la década de los 90, confirmación del efecto Flynn en muchas muestras evaluadas.
  • En 1999, Flynn publica el artículo “Searching for Justice” en American Psychologist.
  • En 2005 Demostración de que el incremento del CI alcanzó su nivel máximo de 1990.
  • En 2007 Flynn publica un libro titulado ¿Qué es la inteligencia?

 

Conclusión

La población mundial actual sale mejor evaluada en los test de inteligencia. James Flynn se dio cuenta de este notable incremento al analizar miles de pruebas de diferentes países de generaciones anteriores y contrastarlas con las pruebas de las actuales generaciones. Si bien existe un debate en la comunidad científica, por su parte los gobiernos, profesores y padres de familia cada vez están más preocupado para estimular la inteligencia y creatividad de los niños. Actualmente existen diversas causas que apoyan a este fenómeno:

  • Mayor adaptabilidad de las pruebas en las nuevas generaciones.
  • Mayor escolarización en la población general de los países.
  • Algunas variables como; nutrición, implicación de los padres, entorno social, posiblemente estén relacionados con el efecto Flynn.
  • Aún se sigue estudiando este fenómeno e incluso hay un efecto contrapuesto, el efecto Lynn (en referencia a Richard Lynn).
  • Pareciera que todo el mundo es cada vez más inteligente… (Furnham, 2014)

 

 

Referencias:

Furnham, A. (2014): 50 cosas que hay que saber sobre psicología. Mexico, D.F.: Edit. Ariel.

Rossi-Casé, Lilia; Neer, Rosa; Lopetegui, Susana; Doná, Stella; Biganzoli, Bruno; Garzaniti, Ramiro; (2014). Matrices Progresivas de Raven: efecto Flynn y actualización de baremos. Revista de Psicología, 3-13.

OECD (2017): Pisa en español: http://www.oecd.org/pisa/pisaenespaol.htm [Recuperado 17 de Octubre de 2017].

TEDxTalks (Febrero de 2013): Why our IQ levels are higher than our grandparents [Vídeo].Disponible:https://www.ted.com/talks/james_flynn_why_our_iq_levels_are_higher_than_our_grandparents [Recuperado 17 de Octubre de 2017].

 

 

La Psicología Positiva en la Educación

El término “psicología positiva” fue desarrollado por Martin Seligman (1996). Esta rama de la psicología nace por la inquietud de las personas que desean algo más que corregir sus debilidades, surge por la necesidad de que la vida tenga sentido centrándose en las cualidades humanas positivas, mediante la identificación de los factores que contribuyen al bienestar subjetivo (Cuadra & Florenzano, 2003 citado por Carrillo, 2014).

Para Seligman (2011), la psicología positiva en la educación ayuda a enseñar bienestar a los jóvenes, a tener más emociones positivas, a generar un involucramiento profundo y sincero en sus materias o actividades, a mejorar las relaciones interpersonales con compañeros y maestros, a encontrarle un propósito y significado a lo que están estudiando, y conseguir logros más positivos.

Además, Seligman y cols. (2009) argumentan tres razones por el cual se debería enseñar el bienestar en las escuelas: 1) actualmente se han incrementado los casos de depresión en los jóvenes, 2) es un vehículo para aumentar la satisfacción con la vida, y 3) ayuda para mejorar el aprendizaje y el pensamiento creativo (Barahona, 2013).

En el último punto, cabe señalar que hay diversas investigaciones que demuestran que las personas que experimentan mayor número de emociones positivas, se ven afectados en la motivación, la atención, el funcionamiento social y la toma de decisiones éticas. Por ejemplo, el disfrute del aprendizaje motiva a los estudiantes a poner adelante un esfuerzo mayor, mientras que el aburrimiento sólo disminuye el esfuerzo (Zakrzewski, 2015).

Por otra parte, las bases de la Psicología Positiva se fundamentan en 4 pilares:

  1. El estudio de las Emociones Positivas: La Dra. Bárbara Fredrickson (2009), a través de diversas investigaciones ha encontrado que los sentimientos positivos amplían nuestro repertorio de acciones y nos ayudan a construir recursos mentales duraderos que resultaran de gran utilidad en el futuro. Por otra parte, el psicólogo Walter Mischel en 1960 realizo un famoso estudio longitudinal con niños a través de un experimento con malvaviscos, en esta investigación pudo comprobar que los niños que tienen mayor autocontrol de sus impulsos y emociones tienen mayor éxito en la universidad y el trabajo. Actualmente son pocas las universidades y escuelas que cuentan con programas de enseñanza de inteligencia emocional.
  2. El estudio de los rasgos positivos, fortalezas y virtudes: Peterson & Seligman (2004) han desarrollado un cuestionario de autoinforme llamado Test-VIA cuyo objetivo es evaluar 6 virtudes y 24 fortalezas humanas. Estas virtudes y fortalezas son comportamientos moralmente aceptados por todas las culturas del mundo y que todas las personas cuentan con ellas en mayor o menor medida. Algunas investigaciones han arrojado que fortalezas como Curiosidad y la Apertura a Experiencias facilitan el aprendizaje y un mejor rendimiento académico (Wavo, 2004; Kashdan y Yuen, 2007 citado por Giménez, 2010). Asimismo, las fortalezas que estan relacionadas con la Justicia (Ciudadania, Equidad y Liderazgo), tienen en común el sentimiento de obligación con el bien común por encima de los propios intereses (Flanagan, 2004 citado por Giménez, 2010). Fomentar estas fortalezas con proyectos académicos sociales que generen un impacto positivo que no solo beneficia al estudiante sino también a varios sectores de la sociedad, pueden trascender en la vida del estudiante.
  3. El estudio de las Relaciones interpersonales positivas: La investigadora Angela Lee Duckworth y cols. (2014) encontraron que los estudiantes que tienen experiencias de orientación prosocial manifiestan mayor bienestar, son más propensos a perseverar en las tareas académicas tediosas, y mantenerse en el camino de la universidad (Zakrzewski, 2015). Reiteradamente se ha encontrado que los proyectos académicos que involucran a los alumnos en ayudar a otras personas o por alcanzar un bien mayor y no únicamente en obtener una buena calificación generan mayores beneficios. Además, algunos autores comenta que sentirse conectado a otros da sentido y propósito a la vida de todos. Los lazos sociales pueden aumentar la longevidad, reducir el estrés, e incluso potenciar nuestro sistema inmunológico(Alexander, 2015). Un aula con un buen ambiente y una red de apoyo entre profesores y alumnos propiciara un mejor y mayor aprendizaje.
  4. El estudio de las Instituciones Positivas: Las escuelas, las familias, organizaciones de trabajo (negocios) y no lucrativas, y todas aquellas instituciones que ayuden a generar un bienestar y felicidad entran en esta categoría. Las instituciones positivas posibilitan el desarrollo de relaciones positivas, lo que facilita el surgimiento de rasgos positivos y, al mismo tiempo, facilita experiencias subjetivas positivas (Park & Peterson, 2003).

Actualmente son diversos los expertos en educación que apunta a un cambio de modelo educativo. El modelo educativo actual le da más importancia al resultado que al ser humano, es decir; es más importante la calificación, cumplir con el plan de estudios y pasar las materias lo mejor posible sin importar que el alumno se sienta conectado e involucrado con lo que está estudiando. Para el sistema educativo y los programas de estudios actuales, la felicidad del estudiante está por debajo de los resultados académico cuando debería de ser igual de importante.

El interés de la educación formal es que desarrolle competencias el estudiante para que esté preparado y pueda desenvolverse el día de mañana en el área de estudio que escogió y ganarse la vida de la mejor manera posible, es decir; que tenga éxito en el ámbito profesional y personal aunque a veces se tome poco en cuenta lo personal (felicidad). Sin embargo, las investigaciones señalan que la felicidad es lo que conduce al éxito y no el éxito a la felicidad.

Investigaciones como la de Angela Duckworth (2016) donde midió el Grit[1] en alumnos del tercer año de secundaria de escuelas públicas de Chicago. Un año más tarde, el 12 por ciento de los estudiantes no se graduaron. Los análisis mostraron que los que se graduaron habían anotado más alto en Grit (Suttie, 2016).

Por otra parte, la Dra. Carol Dweck (2014) de la Universidad de Stanford, identifico a través de una investigación con niños de diferentes escuelas públicas de la ciudad de Nueva York, que aquellos que son reforzados por sus habilidades, por el esfuerzo que hacen durante la actividad, son más propensos a persistir, a tomar nuevos desafíos y están más dispuestas a aprender aunque implique equivocarse (mentalidad de crecimiento), a diferencia de aquellos alumnos que son reforzados en su personalidad o por su inteligencia (mentalidad fija), estos tienden a evitar nuevos desafíos y todo aquellos que ponga en peligro su status, “el mejor de clase” o “él más inteligente”.

La Psicología Positiva busca que tanto los alumnos como los maestros tengan un mejor aprovechamiento, enfocarse únicamente en el currículo académico es dejar de lado el aspecto humano, bien lo dijo el filósofo griego Aristóteles que; “Educar la mente sin educar al corazón, no es educar en absoluto”.

Lo que hace la psicología positiva aplicada en la educación, es sugerir el uso de técnicas y herramientas que han sido comprobadas científicamente, que tienen un impacto positivo en el rendimiento académico del alumno, al mismo tiempo, facilita el proceso de enseñanza para los profesores.

A través del Modelo PERMA (positividad, involucramiento, relaciones positivas, sentido de vida y los logros y metas) que propone el Dr. Martin Seligman, el reconocimiento y cultivo de las Fortalezas de Carácter de Peterson y cols., el desarrollo del GRIT (perseverancia) que es predictor del éxito según la Dra. Angela Duckworth, y el cultivar en los alumnos una Mentalidad de Crecimiento que sugiere la Dra. Carol Dweck a través del reforzamiento de las habilidades, del esfuerzo y de señalar objetivamente lo que deben corregir… los estudiantes no solo tendrán mayor probabilidad de conseguir un buen desempeño académico, sino también sabrán que los hace felices, pues el éxito académico de un estudiante no solo recae en la responsabilidad del profesor sino también en el mismo estudiante.

Si los profesores ayudan a que sus estudiantes experimenten en las aulas una tasa alta de emociones positivas y logran hacerlos sentir que lo que está estudiando cumple con un beneficio mayor que obtener un grado académico, posiblemente esos alumnos obtengan un mejor desempeño en sus estudios y experimenten mayor satisfacción con su vida. Al mismo tiempo, los profesores podrán desempeñarse e involucrarse mejor con sus alumnos y sentir que su trabajo tiene significado.

 

“La vida te dará muchas opciones, no tienes que escoger la mejor, sino aquellas que te haga feliz”

 

Bibliografía

Alexander, J. (27 de Octubre de 2015). Greater Good. Obtenido de The Secret to Danish Happiness: http://greatergood.berkeley.edu/article/item/the_secret_to_danish_happiness

Barahona, M. N. (2013). La Psicología Positiva aplicada a la educación: el programa CIP para la mejora de las competencias vitales en la Educación Superior. Revista de Formación e Innovación Educativa Universitaria. Vol. 6, Nº 4, 244-256.

Carrillo, D. (2014). Fortalezas y Rendimiento Acádemico.

Giménez, M. (2010). El análisis de las fortalezas psicológicas en la adolescencia: Más allá de los modelos de vulnerabilidad. Psychology, Society, & Education. Vol.2, Nº2 , 97-116.

Peterson, C. (2013). La Psicología Positiva: Investigación y aplicaciones. Terapia Psicológica Vol. 31, Nº 1, 11-19.

Suttie, J. (06 de Mayo de 2016). Greater Good. Obtenido de Is Grit the Key to Success?: http://greatergood.berkeley.edu/article/item/is_grit_the_key_to_success

Zakrzewski, V. (25 de Mayo de 2015). Greater Good. Obtenido de Should Student Success Include Happiness?: http://greatergood.berkeley.edu/article/item/should_student_success_include_happiness

 

[1] No tiene una traducción literal al español pero suelen traducirla como perseverancia.

¿QUÉ TEMAS ABORDA LA PSICOLOGÍA POSITIVA?

La Psicología Positiva es el estudio científico del bienestar y el funcionamiento  óptimo de las personas. Investiga cuáles son los factores que nos permiten vivir plenamente y “florecer” como seres humanos. Está basada en investigaciones muy serias realizadas por psicólogos en muchas de las mejores universidades del mundo (Tarragona M. , 2012)

A continuaciones abordaremos algunos temas que se ha encargado de estudiar la Psicología Positiva para que puedan tener una perspectiva más amplia y un marco de referencia de este nuevo campo de estudio:

  • Bienestar Subjetivo o Felicidad: Actualmente algunos científicos utilizan el termino Bienestar Subjetivo en vez de Felicidad pues el termino felicidad resulta muy subjetivo y ambiguo para su estudio, sin embargo otros autores utilizan ambos términos, pero en lo que sí están de acuerdo es que la felicidad es algo que todos podemos reconocer fácilmente, pero que es difícil de definir. Desde la perspectiva de la psicología positiva no existe una definición única, pero casi todas las conceptualizaciones de la felicidad incluyen 3 elementos: 1) Afecto Positivo, 2) Afecto Negativo, y 3) Satisfacción Vital. Por otra parte, la manera de medir la felicidad es a través de cuestiones o test psicométricos, entrevistas, pruebas bioquímicas (sangre y saliva) y estudios neurofisiológicos (resonancia magnética y encefalogramas), entre otros.
  • La Relación entre el Dinero y la Felicidad: Esta fue una de las principales preguntas que le dieron respuesta los investigadores con respecto al tema de la felicidad ¿existe una relación entre el dinero y al felicidad? Actualmente y con una base sólida científica se ha comprobado que sí existe una relación entre el dinero y la felicidad, siempre y cuando sepas en cómo gastarlo. Estos son algunos de los hallazgos de la Psicología Positiva en esta área de estudio: Los países más ricos son más felices que los países pobres o que están en guerra, las personas que no cubren sus necesidades básicas como alimento y vivienda tienden a sentirse más felices con el dinero a diferencia de las personas que cubren sus necesidades básicas y que rebasan los $75,000 USD., al año, aquí el efecto es nulo, el dinero deja de percibirse como fuente de felicidad. Las personas que gastan su dinero más en experiencias (cenas, viajes, actividades recreativas) que en cosas materiales tienden a reportarse más felices pues con el paso del tiempo los recuerdos nos generan emociones positivas, en cambio con las cosas dejamos de perderle el interés y a olvidar la emoción que nos generó cuando lo compramos. Las personas que son más altruistas y donan su dinero o lo invierten en otros reportan mayor estado de felicidad y bienestar a diferencia de las personas que gastan el dinero en sí mismos.
  • Las Experiencias Óptimas o de “Flow”: Es el estado en el cual las personas se hayan tan involucradas en la actividad que nada más parece importarles; la experiencia, por sí misma, es tan placentera que las personas la realizarán incluso aunque tenga un gran coste, por el puro motivo de hacerla”. Puede ser actividades como pintar, manejar, tocar algún instrumento, hacer ejercicio, etc. Para entrar en Flow se necesitan de algunas características como poner a prueba habilidades personales y tener un reto específico. Se ha comprado que las personas que tienen varias actividades que puedan entrar en flow expresan ser más felices y sentirse bien consigo mismos. 
  • Las Emociones Positivas: Son aquellas que implican un sentimiento agradable, valoración de la situación como beneficiosa, tienen una duración temporal muy corta y movilizan escasos recursos para su afrontamiento. Algunas emociones positivas son: Alegría, Interés, Orgullo, Gratitud, Amor, entre otras. Actualmente la Dr. Bárbara Fredrickson ha elaborado una teoría donde explica los muchos beneficios que conllevar experimentar más emociones positivas que negativas. 
  • El Optimismo y Pesimismo: Son actitudes mentales; maneras de pensar y ver las cosas. Los optimistas ven el lado positivo, creen que las cosas van a salir bien y que tienen la capacidad y la habilidad de mejorar las circunstancias, sin embargo los pesimistas dudan de sus capacidades y por lo regular creen que los factores externos tienen más influencia que sus habilidades o capacidades, se enfocan en lo que no sale bien, además tienden a deprimirse y corren más riesgos a contraer enfermedades infecciosas. La Psicología Positiva ha descubierto técnicas simples que ayudan a fomentar una actitud más optimista ante las circunstancias desfavorables. 
  • Las Metas y Logros: Los seres humanos tenemos una necesidad de sentirnos competentes y actuar con autonomía. El establecernos metas, el desarrollar nuestro auto-control y disciplina y el perseguir el éxito en nuestros propios términos nos ayuda a mantenernos en crecimiento continuo y a desarrollar nuestro potencial. Actualmente, algunos investigadores en Psicología Positiva han descubierto algunas técnicas que permiten alcanzar las metas y objetivos más rápido, además de crear hábitos de manera duradera.
  • Las Relaciones Interpersonales Positivas: El destinar nuestro tiempo a cultivar las relaciones más importantes de nuestra vida tiene un efecto inmediato en nuestro nivel de felicidad, De acuerdo a las investigaciones realizadas por el Dr. Martin Seligman, argumenta que las Relaciones Positivas es el factor más importante para obtener un estado de Bienestar y Felicidad. A través de diversas investigaciones se han descubierto que comportamientos hacen que las relaciones florezcan y prosperen con el paso del tiempo. 
  • Propósito y Sentido de Vida: Martin Seligman propone que tener una vida con significado o sentido tiene que ver con sentirnos conectados a algo más grande que nosotros mismos. El Dr. Robert Emmons también ha estudiado el sentido de vida y ha encontrado que para la mayoría de las personas hay 4 fuentes importantes de significado en sus vidas: El trabajo, las relaciones personales cercanas, la espiritualidad, y la trascendencia.  
  • La Resiliencia (capacidad para sobreponerse a la adversidad): Es la capacidad para afrontar la adversidad y lograr adaptarse bien ante las tragedias, los traumas, las amenazas o el estrés severo. Ser resiliente no significa no sentir malestar, dolor emocional o dificultad ante las adversidades. El camino que lleva a la resiliencia no es un camino fácil, sino que implica un considerable estrés y malestar emocional, a pesar del cual las personas sacan la fuerza que les permite seguir con sus vidas frente la adversidad o la tragedia. Diversas investigaciones en el campo de la Resiliencia han encontrado un comportamiento característico (perfil) de las personas Resilientes. 
  • Humor: Los niños se ríen un promedio de 300 veces al día. Un adulto lo hace entre quince y cien. La risa es una potente herramienta curativa, reduce la tensión, el estrés, la agresividad y la depresión. Libera endorfinas (hormona de “la felicidad”). Desarrolla pensamientos creativos y habilidades de comunicación. Mejora la calidad de vida. Una buena carcajada fortalece el sistema inmunológico del cuerpo y reduce las hormonas que pueden causar tensiones. Actualmente se han hecho diversos estudios enfocados en el Humor y la Risa y se ha comprado que reírse es muy contagioso además de ser muy económica para sus múltiples beneficios. 
  • Las Fortalezas de Carácter: Son cualidades morales, tienen que ver con el ejercicio de nuestra voluntad. Se observan en la manera en la que nos comportamos, en las cosas que hacemos, en cómo nos relacionamos con los demás y algo muy importante: podemos cultivarlas y desarrollarlas. Actualmente existe un test llamado VIA (es gratuito a través de internet) y las personas pueden identificar cuáles son 5 fortalezas cumbre, es decir; aquellas fortalezas que más emplea y se guía en la vida. Existen 24 fortalezas de carácter distribuidas en 6 Virtudes. Esta es una importante herramienta que utiliza la Psicología Positiva para enfocarse en que son buenos las personas y empresas. 
  • La Gratitud: Es tanto una emoción positiva, como una fortaleza de carácter, es una experiencia afectiva, algo que sentimos en diferentes momentos;  también puede ser un rasgo, una forma habitual de ser de una persona que frecuentemente siente y expresa agradecimiento. Actualmente a través de diferentes investigaciones se ha llegado a la conclusión que la gratitud está altamente relacionada con el Bienestar y la Felicidad, las personas que son más agradecidas dicen sentirse más felices. 
  • El Bienestar en el Trabajo: Actualmente los descubrimientos del estudio de la felicidad se están aplicando a las empresas. Autores como Baker, Greenberg y Hemingway, argumentan que una empresa feliz (Happy Company), es una organización en donde los colaboradores de todos sus niveles jerárquicos aplican sus fortalezas, trabajan en equipo para lograr objetivos comunes, y le encuentran un sentido y satisfacción en las acciones que hacen, influyendo positivamente en su vida. A través de diversos estudios se han comprobado que los empleados más felices son más productivos, tienen menos índices de ausentismos ya que se enferman menos, están más comprometidos e involucrado en sus tareas y tienen mejores relaciones con sus compañeros de trabajo, esto ayuda a tener un mejor clima laboral e incrementar la productividad de las empresas o compañías.
  • Las Instituciones Positivas: Cuando hablamos de instituciones positivas nos referimos a aplicar las fortalezas en favor del bienestar de otros y ayudarlos a desarrollar su potencial, a que instituciones como la familia, empresas, las escuelas, la democracia, la libertad de expresión, entre otras muchas., puedan poner las capacidades de las personas que las integran al servicio de los demás, ya que esto le dará significado a sus vidas. La psicología positiva a través de las Instituciones Positivas aborda temas que nos afectan diariamente como lo son una sociedad justa, la equidad, la familia, la cooperación, entre otras. Una comunidad que funciona adecuadamente no es necesariamente una sociedad que florezca y use su potencial. 
  • Psicología Positiva Aplicada a la Educación: Tiene como objetivo incrementar las emociones positivas, es decir; potenciar la atención a los eventos positivos en la vida, la gratitud, la “atención plena” y el “saboreo”, y el entrenamiento en resiliencia. También ayuda a los alumnos a identificar sus fortalezas de carácter y usarlas más en su vida diaria; además de potenciar el significado y el propósito en la vida, reflexionando acerca de las actividades y experiencias que dotan de sentido a sus vidas. (Arguís, 2012)

Los hallazgos sobre el bienestar y la plenitud tienen aplicaciones en el coaching, la administración y el trabajo con empresas y organizaciones, la educación, las ciencias de la salud, la terapia, el desarrollo comunitario, y la vida familiar y personal (Tarragona M. , 2012).

Esperemos que estos temas despierten el interés sobre esta nueva área de estudio y que conozcan los muchos beneficios que ha aportado la Psicología Positiva para que las personas, empresas e instituciones de cualquier tipo puedan florecer y prosperar.

 

 

Bibliografía

Arguís, R. (2012). En Programa "Aulas Felices". Zaragoza, España: Equipo SATI.

Felicidad, I. C.-C. (23 de Marzo de 2011). Instituo Coca-Cola de la Felicidad. Obtenido de http://www.institutodelafelicidad.com/es/happiness-study/felicidad-y-trabajo

Garassini, E. (24 de Noviembre de 2009). Positive Psychology News Daily en Español. Obtenido de http://es.positivepsychologynews.com/news/elena-garassini/20091124859

Isabel, S. d. (22 de Octubre de 2013). Inspiringbenefits. Obtenido de http://blog.inspiringbenefits.com/inspiring-benefits/empresas-felice-happy-companies/

Muñoz, A. (04 de Junio de 2015). About en Español. Obtenido de About en Español: http://motivacion.about.com/od/psicologia_positiva/a/Que-Es-La-Resiliencia.htm

Online, P. (2015). Psicología Online: Formación, Autoayuda y Consejo Online. Obtenido de http://www.psicologia-online.com/pir/emociones-positivas-la-felicidad.html

Tarragona, M. (10 de Febrero de 2012). Positivamente: Psicología Positiva. Obtenido de http://positivamente.com.mx/alcanzar-nuestras-metas/

Tarragona, M. (10 de Febrero de 2015). PositivaMente: Psicología Positiva. Obtenido de http://positivamente.com.mx/acerca-de/psicologia-positiva/